lunes, 29 de diciembre de 2008

Esos locos en sus locos cacharros. Moscú.




¿Por qué siempre te cuentan que todos conducen peor que aquí?




Un par de meses antes de visitar Moscú intenté informarme al respecto de las peculiaridades del tráfico…¿sería factible conducir por allí?, ¿pondría en peligro mi integridad?, ¿mis ahorros?.
Estuve viendo las múltiples posibilidades que se me ofrecían para visitar el anillo de oro, Vladimir, Suzdal, y Sergev Posad…paradas que deberían ser obligatorias en cualquier visita al país.
Al disponer de poco tiempo, el transporte público resultaba poco aconsejable, ya que entre trenes y buses hubiera necesitado al menos tres dias para la visita. La siguiente opción era un taxi, o coche con conductor…busqué, y encontré varias alternativas de conductores que se prestaban a la tarea por unos 100 euros, lo que no estaba del todo mal...(si alguien piensa en esta idea, este conductor que se llama Sergey tiene muy buenas referencias taxidriver@front.ru). Incluso se me ocurrió la opción de una excursión preparada desde Moscú, pero el precio era absurdo. Mi última posibilidad, que era la que mas me apetecía, consistía en algo tan sencillo como alquilar un coche en el aeropuerto, conducir hasta Suzdal y Vladimir, y volverme por el norte para dormir en Sergev Posad, con lo que además ahorraba en hotel, ya que en cuanto sales de Moscú los precios caen sorprendentemente.
Rastreé durante dias en la web para ver si alguien contaba sus vivencias como conductor por aquellas tierras, pero no había nada…será posible!, ni en castellano, ni en inglés, ni en francés…bueno, encontré una reseña de alguien que había alquilado un coche una noche de fiesta en la que sabía que no habría nadie por las calles. Incluso me di de alta en un foro de rusófilos para que me aconsejaran, pero nadie me animaba sino mas bien todo lo contrario: “¡no se te ocurra!, ¡estas loco!” era lo mas habitual, gente que me mandaba links del youtube con camiones en dirección contraria por la autopista,..jooooooder!.
Pero soy de naturaleza incrédula, y me decía a mi mismo: “seguro que estos son de un pueblecito de Zamora y les parece una locura cualquier circunvalación de Madrid”…de modo que busqué precios, y para colmo eran baratos! Por 55 euros tenía un Skoda Fabia 24 horas…
Ni que decir tiene que lo alquilé sin mas miramientos.

De modo que 2 meses después aterrizamos en Moscú y buscamos la ventanilla de Europcar. La encontramos pero no había nadie. Esperamos, nos aburrimos, preguntamos,…nadie sabía nada…la madre que los parió!.
Al final apareció un responsable de Hertz, y nos informó de que en unos minutos vendría su compañero de profesión.
45 minutos tarde, pero llegó. La conversación fue realmente escueta (como la mayoría de conversaciones que tuvimos en Rusia) hola, si, documentación, seguidme.
Nos montamos en el coche con el tardón y nos dijo que al día siguiente le llamáramos media hora antes de devolver el coche. Le indicamos que el Fabia tenía varios arañazos, y dijo: tranquilos, no importa!.
De modo que arrancamos el bolido y nos integramos en el tráfico de una autopista.
Miré en la guantera, para ver el típico mapa que…arrrghhhhh!, no había mapa!.
Recordaba perfectamente el nombre de la carretera que bordea Moscú a unos 70 kilometros de distancia, que era la que yo quería coger para evitar tráfico, pero ni un solo desvío indicaba como llegar.
Me paré en una gasolinera y pensé que era el momento de utilizar mi mes intensivo de ruso: entré, busqué algo parecido a un mapa, pero no había nada…de modo que vi a un vigilante, y me solté…

- простите пожалуйста…Do you speak english? (perdone por favor, habla Vd inglés)
- нет (ni gota)
-я говорю немного русский… где – шоссе a-107? (yo hablo un poco de ruso, sabe donde está la carretera a-107)
-нет (ni pajolera)

No saqué nada en claro, pero salí de allí como unas pascuas porque el vigilante me había entendido. Qué maravilla de metodo Pimsleur!...os aconsejo que cuando visitéis un pais os hagais un cursillo “pimsleur” para saber decir – hola, adios, gracias, y por favor- en la lengua correspondiente.

De vuelta hacia el coche vi a una familia con aspecto suficientemente occidental como para volver a intentarlo en inglés…y esta vez si, tenían un mapa, y entre este y sus indicaciones conseguí entender que en Moscú los desvíos no siempre indican la carretera en la que desembocan, de modo que dando por imposible la idea primera de la circunvalación a107 , no me quedaba mas remedio que adentrarme en el infierno de la MKAD, la m40 de Moscú! tenía que buscar el desvío de “Balashika” y no el de la M7 ( que es la autopista que va a Vladimir). Y allí apareció…entre chimeneas que escupian tremendas columnas de humo, un parque movil de lo mas variopinto, y un montón de controles-radar de la policía. Estábamos en el buen camino.

Finalmente resultaba el toro menos bravo de lo que lo pintaban. Una especie de M40 el doble de grande, el doble de ancha, con el doble de coches, con el doble de policías, y con el doble de zumbados adelantando en zigzag con sus BMW o Mercedes de lunas tintadas. Pero tampoco era para tanto.

El viaje transcurrió sin mayor anécdota, de modo que puedo aconsejar a cualquier habitual de los atascos de las grandes ciudades que no se deje amedrentar por opiniones cansinas y disfrute si le apetece de un paseito por los campos rusos, que ofrecen innumerables bellezas por las que transitar.
Aún con esto, aquí dejo una lista de consejos importantes que os ahorraran sustos y complicaciones:

-Me aburrí de leer reseñas sobre policias corruptos que te intentan desvalijar la cartera. No me paró ninguno en carretera aunque los había por cientos. Se suelen colocar en las cunetas con medidores de velocidad portatiles, y no dudan en adentrarse corriendo entre el tráfico para detener a un coche que vaya por el carril mas rápido. Evidentemente consejo número 1: No pases nunca de la velocidad permitida

-Las autopistas rusas no son de mala calidad, pero digamos que algunas cosas a las que estamos acostumbrados por aquí no son iguales por allí…así es que no te extrañe si te encuentras semáforos y pasos de cebra en medio de la autopista, o si pasas de cuatro carriles a 1 sin previo aviso. Consejo nº 2: Siempre atento a las indicaciones.

-No se te ocurra pensar en que las indicaciones serán en ingles, o en caracteres occidentales. Sólo un 10% de ellas, de modo que antes de ir a Rusia echate un vistazo al alfabeto cirílico que no es tan difícil, y tampoco está de mas que te lleves una fotocopia con el mismo, y con los nombres de las ciudades a las que vas. Un mapa es casi imprescindible aunque por experiencia te digo que a poco que espabiles no te perderás.

-Si tienes una rueda deshinchada no te extrañe si entras en una estación de sevicio y no hay inflador…nosotros lo encontramos al quinto intento. Misterios.

-La razón de que el operario de Europcar nos dijera que le llamáramos antes de llegar se debe a que el aeropuerto tiene un sistema de parking bastante raro para los coches de alquiler, de modo que llamas al móvil y salen a buscarte a la entrada del parking para evitarte complicaciones.

-Por lo demás…tranquilidad, paciencia, y evita la circunvalación de Moscú la (MKAD) en horas punta…los atascos pueden retenerte facilmente 2 horas para recorrer 20 kilometros, de modo que te aconsejo que utilices la a-107 que es una especie de circunvalación exterior que bordea Moscú pero a unos 70 kilometros, buena carretera, entre un mar de coníferas, y sin tráfico…y te deja al ladito del aeropuerto de Domodedovo (lo dificil es encontrarla cuando sales desde allí, de modo que pregunta antes)

2 comentarios:

andrinete dijo...

ves? asi si monch... asi si!!!

Mar Romera dijo...

http://mesenllablog.blogspot.com/

Muy interante blog para que te apuntes además de amudaria...